Antonio Tamariz
Hay canciones que son tesoros, antídotos, declaración de principios, artes poéticas, balas, sentencias, la única de nuestras propiedades, el último refugio de nuestro dolor o de nuestra esperanza. Esta bitácora cobijará algunas. Estudié en San Marcos. Intenté ser músico y escritor. Agradezco esta oportunidad porque en una canción hay prosa y poesía, hay música… Y vida.