Eduardo Rondón Herz

Estudié medicina veterinaria. Toda mi vida quise ser médico veterinario pues mi familia es amante de los animales y crecí rodeado de ellos. El ejemplo y enseñanzas que me dio mi padre desde muy chico fueron dejando en mí una huella indeleble de amor por los animales y respeto por la vida. Me considero afortunado al poder trabajar haciendo algo que disfruto tanto que es curar mascotas y además hacerlo junto con los mejores colegas del mundo, mi familia. Yo siento que soy médico veterinario de vocación pues no me imagino haciendo nada mas en la vida.