Miguel Humberto Aguirre

No vendería helados en el desierto o café hirviendo en la Antártica. No tengo habilidades de vendedor. No tengo casa propia, pero junto a mis compañeros nos conseguimos más de una en campañas. Para otros se las consigo. Tengo un viejo carro que nunca manejé, porque no se conducir. Me gusta leer (me empapo de mucha literatura latinoamericana). He leído más de diez veces "El Naufrago" de García Márquez. Es una clase de relato. Me gusta escribir. Quiero aprender a hacerlo bien Soy enemigo de los homenajes personales. Me dan verguenza. Me encantan la rosas y los ojos verdes de las mujeres. Tengo hijos superinteligentes: ninguno fue periodista. Mi más grande fracaso, no haber sido actor. Veo casi la mayoría de los obras pagando mi entrada, porque han de saber ustedes que la gente en el país, es fanática por entrar gratis a los espectáculos. Soy abuelo de dos nietos. Uno de ellos es un apasionado por el fútbol. Su padre es un convencido que el fútbol se juega en motoneta o a caballo. Soy un periodista común, muy agradecido de esta tierra y mucha de su gente.